El Club Voleibol Melilla Ciudad del Deporte continúa su batalla por asaltar la segunda posición y recuperar la posibilidad de disputar la fase de ascenso. A pesar de la complicada situación tras la derrota en el desempate ante el Toyota Teams VSJ, el equipo local está decidido a seguir luchando para cambiar su destino en esta temporada.
El próximo desafío para el CV Melilla será en la jornada número diecinueve de la Superliga 2 femenina grupo B, donde se enfrentará al DSV CV Sant Cugat. El partido se llevará a cabo el sábado a las 20:00 horas en el Pavelló Municipal Valldoreix en Sant Cugat del Valles, bajo la supervisión del colegiado Carles Sola Monteagudo.
Con cuatro jornadas por disputarse antes de que finalice la temporada, aún quedan doce puntos en juego, lo que ofrece diversas posibilidades para las aspiraciones del equipo azulino. A pesar de los cuatro puntos que los separan de la segunda posición, todavía existe la esperanza de recuperar terreno y volver a aspirar al anhelado ascenso.
Por otro lado, el CV Melilla Ciudad del Deporte cuenta con una ventaja más sólida en cuanto a los equipos que les siguen en la clasificación, ya que el margen es considerable y sería complicado perder la tercera plaza en lo que resta de temporada.
Las azulinas tienen una cuenta pendiente con el club catalán, puesto que fue el que les rompió la racha invicta.
El equipo anfitrión, el DSV CV Sant Cugat, ocupa la séptima posición y no será un rival fácil de vencer. Con ocho victorias en su haber frente a diez derrotas, el equipo catalán representa un desafío considerable. Jugadoras destacadas como Claudia Llamas, Jana Durán Sabater, Lana Jovancic o Marta Cano Martín pondrán a prueba la mejor versión del CV Melilla Ciudad del Deporte si quieren asegurarse la victoria.
Las gladiadoras afrontan este encuentro con determinación y confianza, sabiendo que cada punto es crucial en su búsqueda por alcanzar sus objetivos en esta temporada.