Los Gladiadores en una noche de emociones intensas, en la que desarrollaron un gran nivel de juego y tuvieron entre sus manos el darle la vuelta a la eliminatoria se van de la República Checa con un sabor agridulce, pues caen eliminados por el Aero Odolena Voda pero después de realizar un gran partido.
En un pabellón con una gran entrada, rebosante de energía y una afición entregada a su equipo, que no dejo de animarlos en ningún momento del partido, los gladiadores melillenses dieron inicio a una batalla deportiva que mantuvo a la afición local en vilo por el resultado incierto de la contienda., pues el equipo local se vio con un resultado adverso de dos set a cero, que le complicaba la clasificación para la siguiente fase. Pero ll equipo local supo reponerse a partir del tercer set y con el apoyo de su afición darle la vuelta a un marcador que se le había puesto muy cuesta arriba.
El primer set vio a los azulinos tomar la delantera, imponiendo su juego y forzando al entrenador checo a utilizar sus tiempos muertos para intentar cambiar la dinámica del mismo, pues tenían grandes problemas en recepción y ataque, donde los bloqueos melillenses se imponían. La dinámica del set continuo igual y la distancia en el marcador se fue ampliando, llegando a una ventaja de hasta diez puntos, y la ilusión crecía entre los melillenses, ansiosos por una remontada.
En el segundo set, la dinámica cambió, con la distribución checa mostrando mayor efectividad. Sin embargo, los azulinos se aferraron al marcador, luchando por recuperar el control del juego. La igualdad persistió hasta el final del segundo parcial, con oportunidades de punto de partido tanto para el equipo visitante como para los locales, pero el set finalmente se decantó hacia el lado de los melillenses por un emocionante 28-30.

La tercera manga comenzó con una intensidad similar, con intercambios constantes en el liderato del marcador. En la recta final, la agresividad en el saque del Aero Odolena Voda les permitió acercarse, cerrando el set con una mínima ventaja.
La tensión creció en el cuarto set, con los azulinos enfrentándose a la eliminación. El equipo local, respaldado por un público ferviente, revirtió el marcador y consiguió ganar el set que les daba la clasificación, poniendo fin al sueño europeo del CV Melilla Ciudad del Deporte.
En el quinto set, con la clasificación ya asegurada para el equipo del Aero Odolena Voda, el técnico melillense dio oportunidad a los jugadores menos habituales en la pista, Los gladiadores fueron por delante hasta el punto 11, donde se atascaron y la persistencia checa para no caer derrotado ante su público se impuso, logrando ganar el set y el partido por un ajustado 3-2.
Aunque el resultado final no favoreció a los gladiadores, la noche quedará grabada como un capítulo memorable en su travesía europea.