Desafortunado comienzo de año para el CV Melilla en el Javier Imbroda
El Club Voleibol Melilla Ciudad del Deporte experimentó una inesperada derrota que podría tener consecuencias en sus aspiraciones de ascenso, complicando su posición en la tabla de clasificación.
El partido, correspondiente a la décimo tercera jornada de la Superliga 2 femenina, grupo B, enfrentó al CV Melilla contra el CV Esplugues. La cita se llevó a cabo este sábado a las 20:30 horas en el pabellón polideportivo Javier Imbroda de Melilla, bajo la dirección del árbitro Fernando Pérez Moreno. El encuentro finalizó con una victoria del equipo visitante por 1 – 3, con parciales de 20-25, 20-25, 28-26 y 25-27.
El partido comenzó con cierto retraso debido a un encuentro de fútbol sala previo, lo que afectó la asistencia de aficionados que suelen acompañar al equipo local en sus partidos.
A pesar de conocer la peligrosidad del contrincante, por la necesidad de sumar puntos para salir de la zona baja y enfrentarse a un equipo teóricamente más débil, el CV Melilla mostró un exceso de confianza que les llevó a cometer numerosos errores no forzados y a disputar su peor partido de la temporada.
El primer set fue especialmente sorprendente, con las catalanas aprovechando los errores de las locales para tomar la delantera en el marcador.
Aunque se esperaba una reacción en la segunda manga, el CV Melilla no logró revertir la situación y volvió a ceder terreno ante el equipo visitante.
El tercer set estuvo a punto de caer en manos del CV Esplugues, pero las gladiadoras melillenses mostraron determinación y lograron remontar un marcador adverso para mantenerse en la contienda.
Sin embargo, en el último parcial, los errores volvieron a pasar factura al equipo local, que, a pesar de algunos intentos por recuperarse, no logró evitar la victoria del CV Esplugues.
El próximo domingo, el CV Melilla tendrá la oportunidad de resarcirse en el mismo escenario, el Javier Imbroda, donde recibirán al CV Vall D’Hebrón. Será una oportunidad para recuperar la confianza y retomar el camino hacia sus objetivos en la competición.